Blogia
CIELO Y TIERRA - ¿QUIÉN DIJO QUE TODO ESTÁ PERDIDO?

PRESIONAN PARA FRENAR CAMBIOS A LA LEY: LA TRATA TIENE BANCA

Miles de personas son traídas para ser esclavizadas en 3.000 talleres clandestinos y en 613 prostíbulos porteños. Pero algunos no quieren penas más duras para los tratantes. Por Lucas Schaerer para Noticias Urbanas -  22.08.10

El negocio de la trata de personas promete falsas ofertas económicas y luego traslada a los engañados. Los endeuda y luego esclaviza. La Ley de Trata lo penaliza. Aunque su mayor logro fueron sus flaquezas. Hasta sus autores las reconocen. Las cifras lo demuestran: menos de diez condenas en todo el país en dos años. Al vivir en la Ciudad se nota. La compra y venta de personas nutre de personal esclavo a dos inmensas industrias. Las marcas de ropa, que tercerizan su producción en tres mil talleres clandestinos porteños, y el emporio de los 613 prostíbulos diseminados entre la avenida General Paz y el Río de la Plata.

Pero el jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández, lidera el rechazo a subir las penas de prisión en la Ley de Trata. El hombre del kircherismo encargado de manejar las fuerzas de seguridad se dirigió con seis hojas a la diputada Fernanda Gil Lozano (Coalición Cívica), con copia a los diputados nacionales que integran las comisiones de Familia, Niñez, Adolescencia y Mujer y Legislación Penal, y al presidente de la Cámara Baja. El funcionario de pasado duhaldista rechaza subir las penas de prisión a los esclavistas y traficantes de seres humanos, tampoco quiere delegar la potestad de atender en la inmediatez a las víctimas y niega quitarles los topes a los montos de las multas, que significarían confiscaciones multimillonarias.

 

Por "excesivos verbos", Aníbal Fernández rechaza cambios en el artículo 145 bis (que refiere que al traficante de personas se lo encarcela por 3 a 6 años y si es agravado de 4 a 10). Después asegura que quitar la diferencia entre adultos y menores de edad "debilita la protección de los menores". Y por el artículo 145 (trata por los menores de edad de 4 a 10 años y agravado por menores de 13 años con prisión de 6 a 15 años) califica de "no ser sensata" su modificación por más años de cárcel, así como del artículo 140 (que reprime a los esclavistas con 3 a 15 años) advierte que "no se justifica modificarlo". Todo Negativo para el Jefe de Gabinete.

Esa postura fue defendida en el Congreso por el secretario de Justicia y hombre del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, Héctor Masquelet. Este abogado, ex Frepaso, que años atrás cumplió funciones en la Legislatura porteña, fue contrarrestado por otro abogado respetado por todas las organizaciones antitrata y en organismos internacionales.

Para Mario Ganora, abogado de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, "la diversidad de verbos en la ley no es una obstrucción. La Ley de Estupefacientes está plagada de verbos porque justamente existen diversas hipótesis del delito", retrucó en una audiencia pública en el Congreso. También recordó que en el artículo 140 del Código Penal "no figura la compra y venta de personas. Esto es esencial. Entonces debe figurar explícitamente la trata. Pensemos que este artículo fue creado en 1921 y no se modificó desde entonces; mientras que todos los convenios sobre esclavitud y trata son posteriores a 1926, así como los convenios sobre trabajo forzoso de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)", explicó ante este medio el abogado de la Defensoría.

Ganora remató que "está más protegida la cabeza de un cerdo que la libertad de una mujer. Si no, vean el artículo 145 bis que pena de 3 a 6 años de prisión el apoderarse de un ser humano para su explotación, mientras que el artículo 167 quater pena con 4 a 10 años el apoderarse de una cabeza de ganado".

 

Sin investigaciones ni asistencias

Desde hace un año el coordinador de la Oficina de Rescate y Acompañamiento de las Víctimas de Trata es Masquelet. Él expresó la rotunda negativa al Programa Nacional para la Lucha contra la Trata de Personas y la Protección y Asistencia de las Víctimas diseñado por el Congreso. El mismo había sido propuesto por organizaciones y un arco amplio de diputados, algunos aliados al FpV.

A su vez, la figura más reconocida de la criticada Oficina de Rescate y Asistencia fue denunciada penalmente. La licenciada Zaida Gatti es acusada de intimidar dentro de un juzgado a una ex esclava sexual. "Apelando a toda clase de sugerencias, intromisiones y presiones sobre su persona, intentó intimidarla para que modificara su declaración original", figura en la denuncia que presentó la diputada nacional Gil Lozano a partir del testimonio de la víctima ante un escribano público.

El área en manos de Gatti "durante los allanamientos a prostíbulos de Liniers entrevistaba a las mujeres en estado de ebriedad y delante de los proxenetas y policías", confirmó Mercedes Assorati, de la ONG Esclavitud Cero y autora con la fundación La Alameda de una propuesta de reforma a la Ley de Trata.

Los cuestionamientos llegaron también de Nancy Miño, ex integrante de la División de Trata de la Policía Federal. "La oficina de rescate no funciona. En allanamientos a prostíbulos de Mar del Plata no rescataron a nadie. Había una travesti que sólo por ser menor fue ayudada, pero al otro día estaba con su familia sin asistencia. Mientras que muchas mujeres traficadas siguieron en los 'privados' por ser adultas". La fiscalía de la ciudad balnearia confirmó a este medio los dichos de la policía Miño.

Hasta en el Ministerio de Justicia los trabajadores denunciaron a Zaida Gatti por maltratos y despidos arbitrarios.

La División de Trata de la Federal también fue cuestionada duramente por Miño. "Mientras infiltraba los prostíbulos lucraban con proxenetas", afirmó. Su denuncia produjo un allanamiento en la División Trata y un sumario a 15 policías, entre ellos el comisario Jorge Omar Fernández. Este comisario antes dirigió la División Búsqueda de Personas. En 2005, la Justicia le confió la custodia del incendiado boliche Republica Cromañón. A los cinco meses se supo de un taller clandestino que funcionaba en las catacumbas de ese inmueble. Luego se sumó la búsqueda de Jorge Julio López, jamás encontrado.

Por su lado, el fiscal de Trata Marcelo Colombo no logró que le concedieran los allanamientos a la red de 613 prostíbulos, que denunciaron hace medio año diversas organizaciones a partir de los clasificados de los diarios. "Tampoco se allanó una lista de cien talleres textiles clandestinos", expresó Gustavo Vera, titular de La Alameda.

Al conjunto de instituciones que no pueden contra el tráfico de personas se suman los jueces federales. El juez Ariel Lijo no avanzó con la denuncia de Miño ni, previamente, con otra denuncia de una red de prostíbulos que funciona en Constitución y Monserrat, cerca de la Jefatura de la Policía Federal que conduce Néstor Valleca. En tanto que el magistrado Sergio Torres, en un allanamiento a cinco prostíbulos de Liniers, logró que la Policía Federal detuviera... a dos volanteros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

cieloytierraenfm -

Muchas gracias por su importante opinión

El 29 de agosto de 2011 06:01, Blogia <
cieloytierra.2010082302....@email.blogia.net































































































































--
Lic. Claudia Santalla
"CIELO Y TIERRA"
LUNES 19 HS. - FM 97.9
www.fmradiocultura.com.ar

CARLOS ESTRADA -

triste e innegable realidad...

CORRUPCIÓN POLICIAL, AUMENTO DE PROSTÍBULOS ENCUBIERTOS Y RARA “TOLERANCIA” OFICIAL

Indudablemente habría importantes autoridades del gobierno porteño y otras que silencian los actos de corrupción de jefes de comisarías de la Policía Federal Argentina (no generalizo), ya que a sabiendas de la existencia de prostíbulos encubiertos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires nadie corrige la situación porque -no cabe otra deducción- los intereses económicos que se juegan en trastienda serían enormes. Posibles “beneficios” repartidos en diferentes escalones conectados (delito de tráfico de influencias e incumplimiento de los deberes de funcionario público) ya que parece sostenida la impunidad ¿desde algún influyente rincón político? ¿acaso pretenden que la gente se exponga a denunciar a las mafias ante los mismos que supuestamente las ampararían? ¿buscan desde cómodos escritorios de poder “pruebas” de lo que ya conocen claramente, sabiendo dónde están los funcionarios deshonestos?

Muchos dobles discursos de “depuraciones” de cuadros federales y demasiados pícaros que hacen el papel de distraídos por inconfesables conveniencias, es decir, habría cadenas de sucio proteccionismo de irregularidades en Capital Federal.

Días atrás señalé a jefes federales que amparan prostíbulos; aporté iniciales de apellidos y otros detalles de interés, pistas para llegar a sus patrimonios personales y alejarlos de las zonas donde cometen abusos y manejan ilícitos. Como periodista me reservo la fuente de información y también parte de lo investigado porque sé que nada van a corregir, sólo presionarán a denunciantes, se perderá tiempo en inútiles expedientes y a la vez se correrá grave riesgo sin garantías de seguridad ni de recta aplicación de justicia, sumado a la folklórica filtración oficial de datos hacia la parte acusada; enredarán hábilmente las cosas y dilatarán constataciones, desde algún teléfono pondrán en aviso a los corruptos y de esa manera no será posible encontrar pruebas. Todo el circo es montado para no afectar a los intocables de siempre (que repartirían jugosas “coimas”), por eso tampoco son erradicadas las manzanas podridas recaudadoras en cada jurisdicción, que se adueñan (respaldados) de los cargos y explotan “kioscos” fructíferos cobrando por dar “protección” a centenares de comerciantes e impunidad a inescrupulosos explotadores de prostíbulos enquistados en edificios céntricos y barrios cercanos al centro, al mejor estilo de mafias organizadas (no generalizo); además señalé con apellido a un presunto profesor o maestro de escuela dependiente del G.C.A.B.A. que tiene un prostíbulo encubierto donde entre otras cosas podría estar corrompiendo a menores de edad, pero este personaje -según informes de damnificados por “ruidos molestos”- ha continuado con el incesante ingreso de hombres “enganchados” en la vía pública, también mujeres, lo que deriva en escándalos desde las primeras horas de la tarde hasta el amanecer, presuntamente alcoholizados o bajo afectos de euforizantes, con el supuesto consentimiento de policías y otra gente que conocerían los entretelones.

No hay discriminación en este asunto, se trata de elemental respeto por los derechos ajenos y no perjudicar a terceros usando departamentos alquilados en edificios de propiedad horizontal para promocionadas relaciones sexuales (¿alquiler de camas?) movimientos que trascienden el marco de las viviendas en infracción.

El problema tendría raíces en el descarado “garantismo” existente ante una serie de actos inmorales (anarquía mediante) a la vista de niños que se deforman y envician por autoridades de aplicación que parecen ausentes o no controlarían con transparencia.

Una damnificada fue presionada policialmente por pretender denunciar los hechos y desde la justicia Contravencional, etc., habrían “dormido” actuaciones. Numerosos hechos de trascendencia pública nunca resultan investigados en línea recta, se embarra la cancha o se cierran sin resolver (habría excepciones), casos de trata de personas, desaparición de bellas mujeres y niños, crecimiento del consumo y tráfico de drogas, centros impunes de prostitución, explotación infantil callejera, redes de pedófilos, bandas de arrebatadores y asaltantes que operan tranquilos en zonas aparentemente liberadas (sospechosa ausencia policial en lugares vulnerables), delitos en estaciones de subterráneos, líneas de ómnibus, supermercados, avenidas céntricas y calles peatonales de mucho movimiento de turistas; robos de vehículos en todas partes, asaltos violentos en barrios de clase trabajadora como en barrios caros de empresarios y artistas. Clima de inexplicable inseguridad que parece programado.

Respeto profundamente a mis autoridades y reitero que no generalizo; no tengo preferencias políticas y sólo critico males visibles permitidos que están en peligrosa ramificación y no construyen un país justo ni mejor.

CARLOS ESTRADA *escritor y periodista de investigación.

Buenos Aires, Argentina, 28 de agosto de 2011.

Misterio -

Me parece una desubicación terrible, entrevistar a una persona en estado de ebriedad,xq' las personas ebrias no son concientes de sus actos.
Y es una injusticia el rechazo a subir las penas de prisión en la Ley de Trata. Me gustaría q' le tocaran a un familiar muy cercano al señor Aníbal Fernández, para q sepa realmente x todo lo q pasan las mujeres secuestradas, haber si no va a qrer cambiar la ley. A los pedofilos deberían darle cadena perpetua x tal terrible aberración hacia las mujeres. Este país es muy corrupto y egoísta.Va a ser muy difícil q aya justicia .
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres