Blogia
CIELO Y TIERRA - ¿QUIÉN DIJO QUE TODO ESTÁ PERDIDO?

Mató para proteger la vida de sus hijos y su vida.

Tuvo cinco hijos con su padrastro, lo mató y quedó en libertad

La protagonista de esta dramática historia es Viviana Barros de 36 años, beneficiada por actuar en legítima defensa, tras una apelación de su abogado defensor Mariano Loza Colomer, de un sobreseimiento dictado antes de que el caso llegue a juicio oral y público. El hombre que mató era su padrastro, abusó de ella durante cuatro años cuando era niña y convivió veinte, durante los cuales tuvieron cinco hijos. Cansada de los malos tratos y los abusos, decidió ponerle fin a la vida de su abusador.

La mujer que se hallaba procesada por asesinar de una puñalada en el corazón a su pareja, cansada de los golpes que recibía, fue sobreseída  por la Cámara Penal de La Plata tras evaluar la historia de violencia vivida por la mujer: el hombre que mató, Juan Ramón Caravallo, 54 años, era su padrastro, abusó de ella desde los 9 hasta los 13 años.

La resolución fue adoptada por la sala II de la Cámara Penal platense, integrada por los jueces Laura Lasaga, Ricardo Szelagowski y Sergio Almeida.

Viviana Barros había sido excarcelada el 6 de abril de 2009. Estaba detenida desde el 29 de enero de ese año, luego de haber asesinado a Caravallo, delante de los hijos, en su casa de calle 528, entre 121 y 122.

"Barros tiene hijos y hermanos de parte del mismo hombre, que era padrastro y concubino de la procesada finalmente sobreseída", detalló un vocero de Tribunales.Los camaristas consideraron que el homicidio fue cometido en legítima defensa de sí misma y de sus hijos.

En la resolución judicial se hizo un breve relato del caso, ocurrido cuando el hombre llegó borracho a la casa que habitaban y tras golpear a Viviana Barros, agredió arrojándole una botella de vino a una de las hijas mayores, que se hallaba con un bebé en brazos e incluso golpeó a su hijo de 12 años, que salió en defensa de su madre.

Caravallo estaba por golpear nuevamente a Viviana Barros cuando ésta tomó un cuchillo tipo "Tramontina" y aplicó una puñalada en el pecho del hombre, ocasionándole la muerte poco después.

"Tenía mucho miedo por la vida de mis hijos y la mía, no quise matarlo, solo defender a mis hijos", explicó la mujer cuando fue indagada.

En la resolución se menciona que Viviana había denunciado varias veces a Caravallo por malos tratos.

"Lo narrado me permite concluir que la mujer -agrega la resolución- se defendió de una agresión ilegítima y no provocada, por parte de su concubino, que comenzó arrojando una botella de vino y luego continuó con golpes hacia ella y sus hijos, poniendo en riesgo su integridad física y la de su hijo menor que intentó protegerla...".

La resolución agrega que eso la víctima lo logró "utilizando el único elemento que tenía inmediatamente a su alcance, tratándose éste de un cuchillo tramontina, obedeciendo ello a que el incidente se produjo mientras el grupo familiar intentaba comer, es decir de un modo que a primera vista parece racional", se concluyó en el fallo.



14 de junio de 2010 - fuente - 24.con

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres