Blogia
CIELO Y TIERRA - ¿QUIÉN DIJO QUE TODO ESTÁ PERDIDO?

El Vaticano se defiende de las denuncias de abusos

Destacó la respuesta "rápida" de la Iglesia Católica de Europa

Miércoles 10 de marzo de 2010 - La Nación -

CIUDAD DEL VATICANO.

El Vaticano se vio obligado ayer a salir a defender a la jerarquía de la Iglesia Católica de Europa frente a los escándalos por denuncias de pedofilia que sacuden a Alemania, Irlanda, Austria y Holanda, y recordó que es un fenómeno que afecta a toda la sociedad.

En un comunicado de prensa, el vocero del Vaticano, padre Federico Lombardi, reconoció "la gravísima cuestión de los abusos sexuales de menores en instituciones administradas por entes eclesiásticos" y a la vez elogió la "determinada" y "rápida" respuesta de las iglesias locales, lo que suele ser desmentido y reprochado por familiares y víctimas.

La declaración del Vaticano se leyó ayer como una respuesta a la ola de críticas contra las iglesias de varios países de Europa e incluso contra el propio Vaticano, acusados de haber ocultado por años los abusos sexuales ocurridos en los últimos 30 o 40 años. Hace diez años, las denuncias habían estallado en Estados Unidos y en Australia, donde la Iglesia Católica ha tenido que pagar millones de dólares en indemnizaciones a las víctimas.

Según dijo Lombardi, el derecho canónico siempre consideró el abuso sexual de menores "uno de los delitos más graves". "Sin poder negar la gravedad del momento que la Iglesia está viviendo, no se debe renunciar a hacer todo lo posible para obtener al final resultados positivos, de mejor protección para la infancia", dijo el vocero.

A las denuncias de abusos en Irlanda, Alemania y Austria se sumaron ahora casos en Holanda. La Conferencia Episcopal Holandesa anunció ayer la apertura de una investigación "amplia, externa e independiente" sobre presuntos abusos sexuales de menores por sacerdotes salesianos en los años 60. Ya hay unas 200 denuncias.

Cerca del Papa

El escándalo salpicó también al hermano del Papa, el obispo Georg Ratzinger, de 86 años, que era director del coro de una escuela de Ratisbona en los años en que se denunciaron abusos físicos y sexuales de menores.

Ratzinger declaró en una entrevista con un diario alemán que había abofeteado a alumnos en la escuela alemana en la que funcionaba ese coro, pero que no era consciente de la brutalidad de la disciplina que se ejercía en la institución.

"Si hubiera conocido los excesos de la fuerza que estaba utilizando, habría hecho algo. Pido perdón a las víctimas", dijo Ratzinger.

Tras la sucesión de denuncias de abusos en escuelas jesuitas en Alemania, el arzobispo Robert Zollitsch, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, emitió una disculpa pública y viajará pasado mañana al Vaticano.

Agencias AFP, ANSA y Reuters

LA NACIÓN - 10/03/10

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres